HERRAMIENTA TEACH BACK
El Instituto de Medicina (IHI) define la alfabetización en salud como “el grado en que las personas pueden obtener, procesar y comprender la información y los servicios básicos que necesitan para tomar decisiones de salud apropiadas”.
Desde hace más de una década se han hecho revisiones exhaustivas sobre
alfabetización y salud.
Está demostrado que las personas con habilidades limitadas en alfabetización en salud específicamente tienen mas probabilidades de:
a) Omitir medidas preventivas importantes, como por ejemplo olvidar realizar mamografías o pruebas de papanicolaou o refuerzos de vacunas ; b) Ingresar a la hospitalización o a la consulta médica cuando están mas enfermos;
c) Tener más probabilidad de tener enfermedades crónicas y sufrir las complicaciones por mal manejo de sus síntomas;
d) Usar más los servicios de emergencias; entre otras.

Esto claramente se asocia con un mayor costo en el tratamiento, por la necesidad de planes terapéuticos mas costosos, o mayor necesidad de hospitalización.

La mala comunicación con los pacientes también contribuye a mayor readmisión hospitalaria, reduciendo la satisfacción del paciente y su compromiso para controlar su enfermedad.

Los informes médicos muchas veces son confusos para pacientes y familia. No entienden a veces el “vocabulario” específico que muchos profesionales utilizan y no se animan a preguntar. A veces los interpretan erróneamente, creyendo entender. (Para ampliar información: http://bit.ly/2RQhBJY)

Frank Federico, Director Ejecutivo del IHI, publicó en su blog “8 maneras de mejorar la alfabetización en salud”, refiriéndose a la parte que nos toca
puntualmente con la comunicación directa a paciente y familia. Allí hace
referencia al método de comunicación Teach Back para determinar si un paciente ha entendido. (Para ampliar información: http://bit.ly/2PpATZV)

Este contenido se crea inicialmente dentro de un programa de Always Event (eventos que siempre deben ocurrir) en la experiencia de pacientes y familias.

En su página están publicados todos lo paquetes de medidas que deben suceder para que esta experiencia asegure una comunicación del 100%.

El propósito de este kit de herramientas es ayudar a todos los profesionales de la atención médica a aprender a usar el proceso de enseñanza, cada vez que esté indicado, para ayudar a los pacientes y las familias a lo largo del proceso continuo, especialmente durante las transiciones entre entornos de atención médica. El conjunto de herramientas combina los principios de alfabetización de la salud del lenguaje sencillo y el uso de la enseñanza para confirmar la comprensión.
Hay varias formas en que los profesionales de la salud podemos mejorar la
comunicación con los pacientes y ayudar a la comprensión, para que también se involucren en su diagnóstico y tratamiento.
1) Haga preguntas abiertas para evaluar la comprensión del paciente de los
materiales escritos, incluidas las etiquetas de los medicamentos recetados.
2) Utilice el método de comunicación Teach Back para determinar si un
paciente ha entendido sus instrucciones y puede repetir la información con
sus propias palabras.
3) Use el “Show Back” cuando enseñe a un paciente a usar un dispositivo o
realizar una tarea en particular, para demostrar el uso correcto.
4) Entregue el material escrito de su paciente boca abajo mientras lo discute,
y observe si lo voltean hacia arriba.
5) Usa lenguaje sencillo. Evitar terminología médica complicada o jerga. Use palabras comunes y sencillas para ser lo más claro posible y minimizar el riesgo de malentendidos. Por ejemplo:
a. Diga “tragar” en lugar de “tomar”
b. Diga “dañino” en lugar de “adverso”
c. Diga “grasas” en lugar de “lípidos”
d. Diga “vientre” en lugar de “abdomen”
e. Diga “durar poco tiempo, pero a menudo causa un problema
grave” en lugar de “agudo”

6) Hable más despacio cuando brinde instrucciones. Sea respetuoso y claro
sin ser condescendiente.
7) Use gráficos e imágenes en lugar de largas instrucciones escritas.
8) Proporcionar información a un nivel de grado apropiado.

Debemos esforzarnos mucho más allá de lo que se considera “informe completo y detallado”. Es nuestra obligación que nuestros pacientes entiendan exactamente lo que necesitamos que entiendan para mejorar su cuidado. Los defectos en la comunicación con ellos contribuyen al daño del paciente.
Puede leer el artículo completo y los vínculos de los estudios en:
http://www.ihi.org/communities/blogs/8-ways-to-improve-health-literacy